Skip to main content

Convocatoria séptimo volumen

 

Poesía - Estuvimos

Estuvimos a un paso de lo real,
A lograr lo imposible,
Y convertir lo fantástico, en una vida o dos.


Estuvimos a un beso de ser,
Un solo latido,
Al ritmo y color del arte.


Estuvimos a un momento,
De estar tomados por las manos
Suaves y cálidas del alma.


Estuvimos a pestañeos,
De soñar despiertos
Y no despertar jamás.


Estuvimos a una caricia,
Entre brazos,
De contar la eternidad.


Estuvimos a una despedida alargada
De probar la magia de la luna,
Bajo el mismo respiro.


Estuvimos a un oleaje,
De escapar a la tormenta,
La oscuridad que carga.
Y nadar en las aguas del presente.


Estuvimos a un espacio entre días
De llamarte por mi nombre,
Para fundirnos en el sol.


Estuvimos a un par de amaneceres,
Perdidos entre miradas,
De brillar como girasoles de Van Gogh.

Comments

Popular posts from this blog

Ensayo - Criminologia y Criminalistica

La criminología y la criminalística se pueden llegar a confundir ya que la mayoría de las personas piensan que son iguales puesto que no es así, ya que cada una cuenta con diferentes métodos y técnicas que las diferencian. De igual forma el propósito, objetivo y finalidad de cada ciencia es completamente diferente, busca responder interrogantes con la finalidad de resorber una investigación. Para las personas que se interesen en estudiar algo relacionado a la investigación criminal se pueden confundir al momento de escuchar las palabras de criminología y criminalística, por lo cual deben de conseguir información que les ayude a diferenciarlas. Palabras claves: criminología, criminalística, ciencia, comparación, similitudes, diferencias. Capítulo uno: La Criminología 1.1 Definición de criminología Según la literatura científica actúa, se define la criminología como al conjunto de conocimientos que estudia los actos antisociales desde el punto de vista de varias ciencias auxiliares (Rodr

Historia Corta - Palabras diferentes pero con un mismo significado, iniciando una nueva amistad

Estábamos ahí los dos, una habitación desnuda. Sabíamos que el propósito por el que nos encontrábamos en el lugar era simple. Si hace unos meses me hubieran planteado la idea de un encierro con lo desconocido, me hubiera burlado de ello. Nuestras lenguas, físico, pensamiento y estatus eran muy diferentes, aunque nuestra situación era la misma. Primero llegué yo, estaba disfrutando de los jardines cuando todo se torno oscuro, al poder observar lo que había en mi alrededor solo encontré una habitación, grité todo lo que pude, sin embargo, nadie llegó a mi ayuda. Las comidas eran escasas y la higiene era casi nula. Los días pasaron, pero nada cambio, parecía que me encontraba en la oscuridad completa y una soledad que me consumía lentamente. Un día llegó él, su vestimenta era diferente, aunque sus rasgos distintivos lo hacían muy atractivo. A juzgar por las pocas joyas que le permitieron quedarse, su estatus social era alto. La habitación se volvió una cárcel callada, a pesar de mi nueva

Convocatoria séptimo volumen