Skip to main content

Posts

Historia Corta - Tu mirada

Tu mirada
Mirada suave, cadenciosa, profunda que no envidia a ninguna diosa; mirada dulce, mirada hermosa, mirada que encierra sueños, ilusiones, mirada que inspira el primer amor, el amor más fuerte, oculto en el silencio de mi mente, en el silencio de mis sueños, en el grito de mi corazón pero contenido de emoción, evocando su mirada, mirada intensa, mirada apasionada resguardo de mi jornada, refugio de mis sueños.

Ojos profundos, intensos, con promesa de no olvidarlos, ojos transparentes, canal de tu alma, ventana al cielo de tu mirada. Mirada que me siguió cual estrella en el firmamento, siempre presente, latente surge hasta hoy, aunque parecía oculta, escondida en el rincón de mis anhelos, pero siempre brillante, cerca en el cielo, tan lejana como el sol. Oculta a la luz, tan visible como mi mirada, cuando tiembla la voz.

Mirada intensa, mirada apasionada, resguardo de mi jornada, refugio de mis sueños. Apareces en el momento justo de mis anhelos, mirada hermosa, mirada orgullosa…
Recent posts

Historia Corta - El acompañante del Sr. M

El acompañante del Sr. M
Resumen: Un chico despierta exaltado en un escenario muy peculiar donde no posee conocimientos previos de su vida, y enfrentándose a la dura verdad de que está muerto; ahí, conoce a la misma ‘muerte’ reencarnada en una forma humana que viene a llevar a su alma al descanso, sin embargo, él tiene demasiadas dudas sobre todo como para aceparlo todo como si nada. Es entonces cuando se relata el viaje de un alma en pena junto al dios de la muerte, conociendo las reglas secretas que rigen mundo, sus dioses, y lo que hay más allá de la muerte pero un poco antes del ‘paraíso’, donde los espíritus sensibles todavía habitan en soledad y tristeza. Palabras claves: Dioses, muerte, reencarnación, paraíso, soledad, espíritus, tristeza.
 A los que han perdido a alguien y descansan en el regazo de la muerte. -S.J Abud Uribe.
Negro, borroso, vacío, indistinguible, solo eran unas cuantas palabras para describir el lugar donde había despertado Elliot, desorientado y con una sensación…

Historia Corta - Trato cotidiano

Trato cotidiano**Texto encontrado en un escritorio, al costado del cuerpo de un hombre de aproximadamente cuarenta años. Fue hallado hace unos días; se estima que el texto fue escrito en los últimos días de su vida. El titulo puesto, y tachado, es “Trato cotidiano”. Figura un subtítulo, también tachado, “Compendio de variadas reflexiones sobre la impronta del papel de la mujer a lo largo de la humanidad en pocas palabras (con mucho cariño y respeto)”.

El contenido, a continuación: I La mujer, a lo largo de la historia, ha demostrado ser la guerrera por antonomasia (consta representar a aquella que padeció a causa de malinterpretadores, o aquella figura entusiasmada con el manto, o aquella erudita de la época medieval; y muchísimos más ejemplos). II Teniendo en cuenta la alegoría cristiana —creatio — se percibe, a la vista de los ojos, la manifestación más monumental: la creación de lo hermoso a través de lo viejo. Luego, la primera guerrera libró su batalla más épica contra la arrastrada y…

Historia Corta - El deseo de Eloína

El deseo de Eloína
En ese torrencial invierno de octubre, ella deslizaba su cuerpo sobre la ducha que años atrás, le había construido Miguel. Su cuerpo no era escultural, era un himno al diario vivir y la naturaleza, que incluía vellos y estrías, que la hacían más linda. Sus pechos grandes y caídos, le recordarían que deseaba ser madre, quizás tan pronto pasara el invierno. Esa idea no emocionaba a Miguel, quien había sido padre ocho años atrás, con Lorena su primera esposa. Y detestaba todo aquello que implicara la niñez, e intento que Eloína se olvidara de ese deseo incrementando salidas al cine, los museos, los bares, y las calles solitarias de Estambul. Ella intentaba agradar a Miguel, y sacarse de la cabeza ese deseo que la acompaño desde niña. Y no lograba, su anhelo de ser madre superaba toda expectativa. Al punto que cada noche cuando hacia el amor con Miguel, ya no lo disfrutaba a plenitud. Solo deseaba que alguno de esos granizos de lluvia que salían de su marido, alcanzaran a …

Historia Corta - El beso de sal

El beso de sal
José Carlos la vio alejarse hasta perderse en la bruma espesa de la tarde noche; aún la cubría el abrigo azul que le había prestado, y sus ojos se inundaron del salino olor que aún le quedaba en los labios. Conoció a la mujer tan solo unas horas atrás, antes de la caída del crepúsculo. Ella tenía el cabello de un color azabache, como las profundidades del mar; en su rostro los pequeños ojos brillaban en la distancia como lo hacen las pequeñas gotas de fósforo ante el oleaje en las arenas. Esos ojos le llamaron tanto la atención a José Carlos como si de un embrujo marino se tratara. La chica parecía tan irreal que, ante la imagen que descuidadamente había aparecido junto a él mientras limpiaba la embarcación, se talló los ojos con los puños. Él volvía de una salida al mar abierto, y cruzando la bahía sonrió al observar a un pequeño grupo de vaquitas marinas que nadaban libres acercándose a su embarcación. Eran tan pocas ya, que no pudo disimular su ternura al acariciarles e…

Poesía - Una nueva enfermedad (#8)

Una nueva enfermedad (#8)
Amar sin ser juzgado Amar sin juzgar Y el precio que he pagado Fue muy caro, solo Por querer amar sin jugar.
Yo siendo quien soy lo hice, Me enamore de alguien Fue un sueño que no realice Y ahora solo escucho su nombre.
Jamás se lo confesé Siempre me hicieron menos Por ser diferente hoy lo sé, Por llevar al toro por los cuernos.
La gente tiene miedo Huyen a lo desconocido Aunque digan ¨yo puedo¨ No logran estar convencidos.
Si lo confieso me sentí el Pero también me sentí ella Que soñó con enamorar a aquel Chico que dijo ¨eres bella¨
Cuando admití ser gay Me dieron la espalda

Poesía - ¡Sigue!

Cuando todo te salga mal, cuando lo vuelvas a intentar y los resultados no sean lo que esperabas. Cuando estés solo, llorando frustrado. Cuando tus amigos te digan que estás loco. Cuando tus familiares no te acompañen o cuando nunca escuches una palabra de aliento de su parte. Cuando tus padres te comparen con tus hermanos o tus primos.
Cuando quizá alguien enojado te diga que jamás vas a lograrlo… Cuando tengas que desvelarte noches enteras para seguir avanzando y al día siguiente no tengas ganas de levantarte, pero aun así lo haces, porque es lo que más feliz te hace… Cuando la vida te coloque a prueba, y tengas que decidir.
Cuando la lluvia golpee tu cara y la tormenta de aire sople fuerte. Cuando creas que ya es suficiente, que lo has soportado todo… Cuando creas que es hora de abandonar y estas a punto de tirar la toalla con todo lo que has logrado alcanzar.
Cuando veas que otros progresan y tú sigues estancado en el mismo lugar. Cuando te digan que no es para vos, que no es lo tuyo. Cuando sienta…