Skip to main content

Historia Corta - En la boca del León

Un mundo caleidoscopio colapsaba rápidamente sobre sí mismo, fuertes colores brillantes repentinamente chocando con grises casi blancos, rostros deformados lentamente en criaturas demoníacas, retomando formas humanas y nuevamente perdiendo las facciones reconocibles, lugares que se transformaban en arena, todo se lo tragaba la inmensa oscuridad que avanzaba a través de figuras hexagonales, como un túnel de luz, daba la impresión de que debía terminar pero nunca lo hacía, aparecía una figura que no entendía, cambiaba rápidamente de forma, un teseracto luminoso extendiéndose cada vez más.
Alana Hicks despertó súbitamente, sentía como si hubiera caído de una distancia muy alta, las extremidades le dolían como si las hubiera trabajado por horas continuas, lentamente movió la mirada, estaba en su apartamento, bañada en el sol que entraba por el enorme ventanal, las persianas metálicas se habían despejado a los primeros rayos gracias a los sensores externos, el enorme cuarto bla…

Historia Corta - Mortem y el mundo de los muertos

¿Cuanto tiempo debo seguir haciendo esto? ¿Hasta que termine muerto? Me he hecho estas preguntas durante 2 años de estar en el ejército. Cuando me uní, no imaginé que habría una guerra 1 año después, fue muy repentino. Tanto tiempo disparando a personas que ni siquiera conocía, no sabia que es lo que habían hecho, ni sabia si tenían familia, seguro la tenían, pero desgraciadamente ese es mi trabajo, y tanto tiempo efectuándolo me han hecho insensible, pero no soy una maquina de matar, mas bien soy carne de cañón.
Hoy se me ha asignado la misión de eliminar a un cartel de narcotraficantes, o eso es lo que me han dicho, realmente no me importa.
No llego a socializar con mis compañeros, no debería hacerlo, ya que en cualquier momento podría recibir un tiro en la cabeza. Pero no pude evitar acercarme a Laura, en ella he utilizado la poca sensibilidad que me queda. Mientras estamos en el helicóptero aprovecho para hablar con ella:
--¿Qué te pasa?-- Le pregunto.
--¿No es obvio? Tengo miedo.
--Es la quinta vez que hacemos algo como esto, pero la primera que te noto así. Dime ¿Qué te pasa?
--No lo entenderías. Problemas de mujeres.
Sé que tiene algo pero prefiero esperar a que esto termine, ahora hay que concentrarnos.
Al bajar del helicóptero noto algo extraño en el paisaje, me recuerda a esos documentales de la guerra en Irak o Arabia saudita. Es obvio que esto no tiene nada que ver con el narco. Aunque nos dieron equipo limitado, con esto ni siquiera podremos defender nuestras vidas.
Esto no tiene sentido, porque nos sacaron de México,  o talvez solo estoy siendo paranoico. A los segundos de pensar en esto veo como un compañero es alcanzado por una bala mortal y la lluvia de balas empieza.
¡¡¡Esto es horrible!!! Apenas el helicóptero se retira, ya perdimos a un hombre y estamos en gran desventaja, estoy cubriéndome con un automóvil viejo, trato de levantar la cabeza pero la velocidad de las balas me obliga a bajarla de nuevo, no tenemos esperanza, sea quien sea detrás de esto, va a eliminarnos, solo es cuestión de tiempo.
De repente todo queda en silencio, el arma deja de disparar, pero no oigo a mis compañeros, ni al enemigo, por 10 largos segundos solo hay silencio, lentamente salgo de mi escondite y busco a alguien vivo, pero al dar unos pasos siento como si algo me alcanzara a dar en la nuca y al instante todo se pone oscuro.
Todo es oscuro y frio durante largo tiempo hasta que siento que alguien toma mi mano y me libera de las tinieblas, siento un intenso dolor repentino en todo el cuerpo que al instante desaparece, el dolor, las heridas, el cansancio, de hecho, no siento nada, como si mi cuerpo se hubiera apagado pero mi mente no.
En ese momento trato de asimilar todo, abro mis ojos y una luz blanca me obliga a cerrarlos, no sé donde estoy, pero, me siento mas vivo que nunca.
Cuando todo esta mas tranquilo vuelvo a abrir mis ojos, mas sin embargo, no existe luz alguna, me encuentro varado en un desierto, ¿Qué fue todo eso? ¿Acaso la oscuridad, el dolor, el alivio, y la luz eran parte de un sueño del cual tuve que despertar? Pero ¿Dónde estoy?
Intento buscar ayuda, pero mis armas, equipo táctil, y hasta mi vestimenta me fue arrebatada. A lo lejos puedo ver una silueta de alguien, no puedo identificarlo, pero al acercarme un poco mas logro detectar que no lleva ningún arma, es seguro, al menos para mí.
Al darme cuenta de lo seguro que es, corro hacia la silueta, pidiéndole ayuda a gritos, pero ni siquiera voltea, cuando logro alcanzarlo trato de hablarle lo suficientemente amable para no asustarlo, pero otra vez me ignora, así que lo tomo del hombro para girarlo, pero al verlo, veo mi propio rostro con un agujero de bala en la frente.
Me caigo entre la arena por el susto, simplemente me quedo sin palabras, ¿Sera una alucinación? Si, eso debe ser. Observo como cada partícula de ese extraño ser se vuelve polvo y el viento se lo lleva, en pocos segundos se forma un remolino de viento alrededor mío y al instante parece que el desierto entero se levanta llevándome a otra ubicación extraña.
Ni siquiera me fijo en donde estoy esta vez, tan solo debo cerrar los ojos y dejar que pase el efecto de lo que sea que me hayan metido, me arrincono en una esquina y trato de contar hasta 100 para tranquilizar a mi cerebro.
Mientras trato de calmarme escucho que alguien me grita:
--¡Oye¡¡ No es divertido si no pones atención a tu alrededor. —Escucho.
Al voltear puedo ver a alguien extraño; un hombre adulto, delgado , vistiendo de negro, lo veo pálido y extraño, como si estuviera loco.
--¿Quién eres?—Le pregunto, aun sabiendo que es una alucinación.
--Eso no importa ahora, pero para expandir nuestra confianza puedes llamarme “Mortem”, un nombre raro lo sé, pero por el momento podemos dejarlo así. —
--¿Dónde estoy?—
--En ningún lugar realmente, el limbo no tiene un lugar en el espacio/tiempo, y no, no estas alucinando, todo lo que esta pasando es completamente real. Bueno… todos tienen una percepción diferente a la realidad, pero puedo asegurarte que esto no esta pasando en tu cabeza, así que disfrútalo o aguántalo, eso depende de ti.
Al terminar estas frases Mortem desapareció entre la oscuridad dejándome sorprendido por su extraña explicación la cual solo me dejó con mas dudas, esto no es una alucinación, es algo peor, estoy en el limbo, eso quiere decir que estoy muerto. Al darme cuenta de todo, mi alrededor comienza a distorsionarse, ahora me encuentro en el ultimo lugar en el que estuve con vida, junto a Laura.
Cuando veo a Laura trato de tocarla pero al primer roce con mis manos su cuerpo se vuelve sal que se resbala en mis dedos, en eso, Mortem regresa:
--¿Qué acaso no lo entiendes? Ya no eres parte de esta realidad, no puedes interferir en ella—
--Entonces ¿Por qué me has traído aquí?—
--Simple, mi trabajo es enseñarte todos tus problemas y la razón por la cual… Bla, Bla, Bla, sabes mi trabajo es muy aburrido, envidio el tuyo—Dijo Mortem, burlándose.
--¡Ya no importa! Sé lo que hago y cual es mi problema, solo dame mi sanción y terminemos con esto—Se lo grito entre lagrimas.
--Mmm…Talvez te importe ver esto—
Mortem cambia un poco el escenario, todo es igual solo que esta vez, puedo ver a Laura tirada en el suelo, todo el equipo la esta atendiendo, observo como sale sangre de su cabeza, además en la dirección del arma que nos atacó, puedo ver a un hombre tirado en el suelo con una bala atravesándole el ojo, pero este hombre no es de por aquí, tiene una complexión latina, otra cosa sin sentido, regreso a ver a Laura, ella no responde.
--¿¡Que demonios fue lo que pasó!?—Pregunto con desesperación.
--Como puedes ver, ella fue a salvarte, con su buena puntería logró darle al tirador, pero, al parecer el arma no se detuvo alcanzando a tu chica, matándolo de la misma manera que a ti, trágico pero romántico, tal como romeo y Julieta—Mortem se sigue burlando.
--Un momento, si ella también murió, ¿Por qué no esta aquí con nosotros?—
--Porque ella aun tiene salvación, mírala bien, cuando estas en el limbo también puedes ver mas allá del ojo humano, puedes ver lo abstracto y lo difícil de encontrar—
Trato de encontrar la forma de ver mas allá, hasta que logro ver las almas de mis compañeros, todos alrededor de Laura, todos tienen heridas, impurezas, y deseos, pero en ella puedo ver un alma débil, Laura esta muriendo, sin embargo, justo a ella puedo ver un alma nueva, pura y sin heridas, eso quiere decir que:
--Laura esta embarazada—Lo digo en voz alta, como si tuviera que sacarlo de alguna manera.
--Exacto, pero en poco tiempo ninguna de esas almas quedará, que feo desperdicio, no lo crees?—
--Por favor, debes dejarme hacer algo, no puedo dejarla así--  Le ruego
--Lo siento, pero no puedo romper la ley de la vida, además no puedo hacer nada, amenos que…--
--¿! Qué, qué ¡?—Le pregunto con desesperación.
--Laura se sacrificó para salvarte, así que tú le debes tu vida, sin embargo, tu estas muerto, así que en conclusión, tu alma debe fusionarse con la suya para salvarse, pero solo funciona si en vida hubo conexión entre ustedes dos—
Al solo escuchar estas palabras me acerqué lo más rápido posible a Laura y con todas mis fuerzas traté de salvarla, yo solo abrazaba su cuerpo en el suelo con la esperanza de que funcionara, pero nunca lo había intentado, oh! soy un idiota, por mi culpa Laura va a morir y ni siquiera sé como salvarla, hago todo lo que puedo y con desesperación le grito que no se vaya.
--No iré a ningún lado—Dijo ella.
--¿¡Laura!?—Pregunto con lágrimas en los ojos.
--¿Dónde estoy? Solo recuerdo oscuridad y mucho dolor—
--Te sacrificaste por mí, pero ya era demasiado tarde, sin embargo, gracias a eso podré salvarte—
--Espera ¿Cómo que demasiado tarde? ¿Qué va a pasar contigo?—
--Ya no estaré contigo, ya no soy parte de este mundo, pero ten por seguro que siempre tendrás una parte de mi, yo te debo mi vida y ahora te la estoy regalando—
--NO¡¡ No puedes irte, te necesito, estoy embarazada¡¡¡---Ella me grita mientras llora.
--Lo sé, puedo ver su alma, es muy pura, es una niña, debes cuidarla mucho y te juro que esté donde este voy a estarte cuidando.---Mi cara se llena de lagrimas en ese momento---Te voy a extrañar. Te amo--
Solo terminé de hablar y al instante la bese con todo el amor que aun tenía, sentí como mi energía se transmitía hacía ella, ese fue el ultimo beso, después de eso me siento vacío, ya no estoy con Laura, siento como mi cuerpo flota en la oscuridad, hasta que alguien me toma de la espalda y me despierta.
--¿No quieres ver como se salva tu chica antes de que te mande al otro lado?—Dijo Mortem.
--Gracias—
Observo a Laura, cuando despierta, al parecer la bala que le dio quedó en un punto en el cual no le afectaba, se la pudieron quitar con facilidad, otro helicóptero llegó a recogerlos, el piloto dice que ellos no deberían estar ahí, que el helicóptero anterior era un farsante, entonces eso quiere decir que intentaron matarnos, o bueno, lo lograron conmigo, no contaron con que Laura tendría buena puntería, todo concuerda, excepto una cosa:
--Mortem ¿Por qué me dejaste intervenir? Tu dijiste que no podía hacerlo, que no podías romper las leyes de la vida, que yo ya no era parte de esa realidad. ¿Por qué?---Lo interrogo
--Como te dije antes. Estoy aburrido—
--- ¿Eso fue lo que hizo que un ser tan poderoso como tú rompiera sus propias reglas? ¿Un entretenimiento?---
Mortem exhala como si se hubiera rendido a mi pregunta:
--- ¿No se te hizo raro que el helicóptero los hubiera dejado justo en el lugar donde se encontraba el tirador, el cual tenía un arma lista para matar y que ese tirador fuera latino?---
---Pero esos eran farsantes que lograron infiltrarse al ejército y crearon esta misión falsa para eliminar a su equipo elite. ¿Qué tiene que ver eso contigo?---
---En parte tienes razón, pero esto no es solo una guerra entre humanos, esto es mucho más grande, algo que involucra a los mismos dioses del orden y pronto tu me ayudaras en eso, pronto, por ahora, solo duerme por la eternidad.

Comments

Popular posts from this blog

¿Quieres publicar con nosotros? Lee los siguientes pasos.

La revista nace como una idea ambiciosa para dar la oportunidad de publicación a aquellos que no han encontrado cómo hacerlo. La única remuneración que se ofrece es publicar los textos seleccionados sin ningún costo, ya que somos una revista sin fines de lucro.
Nuestra idea central es poder publicar y vender las obras a un costo accesible con el único fin de solventar gastos del proyecto sin algún intermediario y continuar expandiendonos con el propósito de funcionar como una plataforma para aquellos autores que quieren mostrarse al mundo.

Requisitos:
Tamaño mínimo de la obra de una (1) cuartilla, máximo treinta (30) cuartillas.Tipo de letra Times New Roman, tamaño 12, interlineado a 1.5, texto justificado (en casos especiales se debe explicar por qué no se justifica el texto), formato .doc, .docx, .odtContáctanos al correo contacto@elfuturodelayerhoy.com para dar seguimiento.
Por favor toma en cuenta los siguientes puntos:
Nos reservamos el derecho de responder o dar razones de por qué un…

Segunda Convocatoria del Segundo Año para la revista "El futuro del ayer, hoy"

Historia Corta - Las criaturas de Pedro Linares

Las criaturas de Pedro Linares

Habían reído y hablado tanto que discurrió el tiempo sin que se dieran cuenta, tanto que pasaron por alto los repetidos avisos del agua hirviendo en el fogón. La risa y la charla disolvían los dolores, pero el remedio que indudable sanaría a Pedro estaba danzando entre burbujas en un cazo de peltre azul. Su abuela advirtiendo el vapor, se levantó de la silla para servirle un poco, apagó el fuego y se colocó en el extremo opuesto mirándolo beber. Mientras su tasa de té humeaba, notas dulzonas producían un efecto un tanto adormecedor. Un silencio invadió la cocina que era tan amarilla y cálida, que casi se pudieran haber olvidado del mal clima afuera. Pasó el primer trago y de inmediato pudo sentir la canela tibia por su garganta, bajar hasta su estómago e inundarlo con una sensación que lo hacía sentir bien.
Apartó el vaso colocándolo en su extremo derecho sin decir nada y exactamente así, se quedaron los dos. Por un buen rato permanecieron reservándose a …