Skip to main content

Historia Corta - El canto de Dante

-Te querré mañana, y así, cada día, mientras estemos aquí. - repitió, Carlo, una vez tras otra. Parado afuera del granero se frotaba las manos nerviosamente, le sudaban tanto que constantemente se limpiaba en el pantalón. << El inagotable deseo de permanecer cerca de ti. >> Pensó. Y se sintió un tanto ridículo. Caminó despacio y con vacilación hacia su casa. Sólo tenía que dar unos cuantos pasos para llegar. Al otro lado de la calle, un hombre gordo y demasiado rubio, con buen aspecto de aseo, comía un pan en forma de trenza. Levantó su mano desocupada en forma de saludo hacia Carlo. Este lo ignoró y siguió caminando. Giró despacio la manija de la puerta, pero no entró enseguida, se detuvo mirando al fondo de la casa, era a donde se dirigía. Sus tristes cavilaciones fueron interrumpidas por un golpe en el hombro. Se trataba de su papá. A quien no podían quitarle la sonrisa. Lo tomó del cuerpo, y le lanzó una mirada que Carlo sabía lo que significaba. << Eres un buen chic…

Historia Corta - Algodón de Azúcar

Una ligera brisa empezó a impactar directamente contra su rostro haciendo que por un momento cerrara los ojos; pudiendo disfrutar del aquí y del ahora; dejando todo su turbio pasado en el lugar que le correspondía, trasladándose a una dimensión en donde únicamente podría existir ella y una completa paz.

Sabía que en cuanto emprendiera el camino de regreso a su hogar” todo volvería a ser exactamente igual. La indiferencia de sus padres, los abusos de sus compañeros de clases y sus constantes burlas.

Estaba harta del ritmo que había adquirido su vida. Solamente deseaba volver atrás, al tiempo en donde aún se encontraba en el orfanato; aquel desgastado edificio en donde dio sus primeros pasos, conoció el valor de la amistad, le habían educado el valor de una familia, le enseñaron la bella luz que irradiaba su alma y la llenaron de sueños que… nadie podría destruir.

Probablemente hubiera querido permanecer por más tiempo en todo ese mundo de algodón de azúcar; ajena y oculta a la malicia de la raza humana aquella que tiene el poder de tomar tu ser y manipularlo a su antojo, aquel mundo realmente cruel que no le importará que seas una criatura indefensa” con tal de destruirte y dejarte totalmente en la ruina, pero… no le dieron la capacidad de decidir.

De poder tomar las riendas de su joven vida.

Simplemente la habían mandado a llamar esa tarde lluviosa a la oficina de la madre superiora sin prepararla para el nuevo futuro que le esperaba. Uno en donde sus recursos económicos sobreabundaban, pero el cariño y calor familiar escaseaba peor que el agua en un desierto.

Aborrecía profundamente ese círculo vicioso que se había formado a su alrededor, llegar a esa gigantesca mansión y pasar todo el día en soledad, sin un abrazo, un beso o caricia por parte de sus “padres” y toda esa apatía se sentía como si su corazón se estuviera partiendo en millones de pedazos y pequeñas estacas de cristal se incrustaran en su pecho. Provocándole un dolor que aun suele cargar consigo.

Muchos dirían que no le importaba en lo absoluto lo que le ocurriera; pues mostraba fastidio ante todo y todos. Pero eso solamente era una pequeña fachada que aprendió a crear. Poco a poco se alejó de la tierna niña que era y se empezó a transformarse en esa chica que llegaba a la preparatoria manejando a toda prisa su nueva motocicleta; vestida con la ropa más ceñida que podría encontrar y con la nueva manía de fumar donde fuese sin importar en que sitio se encontrara.

La habían transformado sin mostrar un mísero gramo de clemencia y todo por falta de atención, amor y cariño de una verdadera familia. Y tristemente aprendió que no todo es puede ser de algodón de azúcar.

Comments

Popular posts from this blog

¿Quieres publicar con nosotros? Lee los siguientes pasos.

La revista nace como una idea ambiciosa para dar la oportunidad de publicación a aquellos que no han encontrado cómo hacerlo. La única remuneración que se ofrece es publicar los textos seleccionados sin ningún costo, ya que somos una revista sin fines de lucro.
Nuestra idea central es poder publicar y vender las obras a un costo accesible con el único fin de solventar gastos del proyecto sin algún intermediario y continuar expandiendonos con el propósito de funcionar como una plataforma para aquellos autores que quieren mostrarse al mundo.

Requisitos:
Tamaño mínimo de la obra de una (1) cuartilla, máximo treinta (30) cuartillas.Tipo de letra Times New Roman, tamaño 12, interlineado a 1.5, texto justificado (en casos especiales se debe explicar por qué no se justifica el texto), formato .doc, .docx, .odtContáctanos al correo contacto@elfuturodelayerhoy.com para dar seguimiento.
Por favor toma en cuenta los siguientes puntos:
Nos reservamos el derecho de responder o dar razones de por qué un…

Escrito Corto - La oscuridad cesó de golpe

La oscuridad cesó de golpe Resumen: En este cuento breve se relata los últimos tres días de un hombre, los cuales están atravesados por una serie de frases y leyendas que ha leído en carteles publicitarios, etiquetas de bebidas alcohólicas y de la misma televisión que intervienen en el desarrollo de la línea de sucesos. Entre las cosas a destacar, se ve cómo el personaje afronta su realidad haciendo ingresar temas que van desde la amistad, el cansancio y la muerte, en especial, en uno de sus aspectos más interesantes: la muerte voluntaria. Dotado de una brevedad necesaria, en este cuento se ve una toma de decisión, la cual, deja abierta la posibilidad al lector de poder interpretarla. Entre otras cosas, podría ser considerado este breve cuento como el cierre a una historia que abre, a su vez, el camino a muchas otras.
Palabras clave: Existencia, Cotidianeidad, Alcohol, Amistad, Cansancio, Muerte voluntaria.


A mi amiga, Jade. La oscuridad cesó de golpe. Entre dos miedos: la luz y la oscurid…

5 consejos para despejar tu mente y comenzar a escribir