Skip to main content

Convocatoria séptimo volumen

 

Poesía - Para la mujer que dio su campo

Ella tenía olas y tormentas en sus ojos.
Flores y bosques formaron su cabello.
Belleza y pérdida hicieron su estructura ósea.
Ella no tenía miedo a nada pero su mente le decía lo contrario.
No podía controlar sus emociones pues su mente jamás se apagaba.
Ella quería desaparecer de este mundo y, sin embargo, se encogía cada vez que ponía un pie afuera.
Ella es y siempre será la torre más grande en esta ciudad menguante.
Ella era miserablemente feliz, conteniblemente libre, abrumadoramente ligera.
Fue rescatada con amor y compasión cuando solo sabía sobre desesperación y tristeza.
La sacó de su locura y la puso bajo su protección.
Sembró semillas en el bosque, que se convirtieron en florecientes pétalos de esperanza en su vida.
Ella observó cómo su noche se convirtió en día.
Como su oscuridad se convirtió en luz.
Todavía deambula, de vez en cuando, a la poderosa fuerza de una cascada, pero ya no quiere ahogarse.
Todavía deambula, de vez en cuando, en la soledad de un desierto, pero ya no está varada.

El cielo y las estrellas, los pétalos y su rescatista, se convirtieron en su ancla, su salvación, su redención.
Porque ella no necesitaba más que ojos, algunas semillas y un corazón.

Ella regó y proporcionó luz a sus crecientes plantas, se ocupó de ellas y las cuidó con dedicación, aún con ampollas en las manos.
Cada una de ellas tenía espinas en sus tallos, y la cortaban de vez en cuando, pero cada vez que contemplaba la belleza de su creación, se acordaba de la excelencia de su trabajo y sabía con certeza que todo valía la pena.
Ahora, que todos se han transformado en brillantes flores, cada una diferente, ella canta y proclama que cualquier dolor que haya sentido, ahora se reemplaza con alegría y orgullo. Ella canta y proclama al viento que está profundamente agradecida, que perseverá en continuar compartiendo la felicidad que el aire le ha dado.
Sus tierras, que alguna vez fueron vacías y solitarias, ahora son un campo lleno de corazones que palpitan por ella.
 
---

Encuentra este poema en nuestra revista por medio de las siguientes ligas:

Google books: https://bit.ly/2QRg2uk

También se puede apoyar a la revista comprando las versiones disponibles en Amazon:

Amazon físico: https://amzn.to/2MfJauM
 

Comments

Popular posts from this blog

Ensayo - Criminologia y Criminalistica

La criminología y la criminalística se pueden llegar a confundir ya que la mayoría de las personas piensan que son iguales puesto que no es así, ya que cada una cuenta con diferentes métodos y técnicas que las diferencian. De igual forma el propósito, objetivo y finalidad de cada ciencia es completamente diferente, busca responder interrogantes con la finalidad de resorber una investigación. Para las personas que se interesen en estudiar algo relacionado a la investigación criminal se pueden confundir al momento de escuchar las palabras de criminología y criminalística, por lo cual deben de conseguir información que les ayude a diferenciarlas. Palabras claves: criminología, criminalística, ciencia, comparación, similitudes, diferencias. Capítulo uno: La Criminología 1.1 Definición de criminología Según la literatura científica actúa, se define la criminología como al conjunto de conocimientos que estudia los actos antisociales desde el punto de vista de varias ciencias auxiliares (Rodr

Convocatoria séptimo volumen

 

Historia Corta - Nothing

*Este texto fue traducido del Ingles para esta convocatoria. Douglas Smith es tres veces ganador del Premio Canadiense Aurora. Su pagina es www.smithwriter.com , su cuenta de Twitter es @smithwritr     -No es nada. Dice el, no es al primera vez.     Ella mira mientras el se acomoda la corbata en el espejo del pasillo. Para que no tenga que hacer contacto visual, piensa ella. -¿No le temo a nada? Dice ella. Entonces debo ser audaz. No me siento audaz. Inclinándose en el marco de la cocina, ella abrazo su descolorida bata azul alrededor de ella como si estuviera manteniendo unido el universo. Ella se queda en casa. Nuevamente. El sacude la cabeza. El lo hace mas a menudo últimamente. -Digo no hay nada allá afuera que temer. El toma su maletín, listo para otro día. Pero ella sabe que no es simplemente otro día. mas. -Nada allá afuera. Ella repite. -Nada. El se para frente a la puerta al frente del pequeño bungalow. ¿Vas a tu trabajo? El sabe que no, ella piensa. Pero si no preguntara sign