Skip to main content

Posts

Showing posts from January, 2019

Poesía - Lo insignificante

Cada día que pasa me enamoro más de lo que no importa, me gusta más aquello despreciado, aquello que es oculto por la ignorancia, por la poca práctica del acto de exploración.Me cautiva lo pasajero porque me hace recordar que, así soy, tan pasajero, tan consumible como el carbón, tan degradable como la hojarasca. Así soy y así es lo que me enamora, lo que no precisa tiempo, lo que no es definido, lo que se aleja de todo esquema, lo que no busca ser un patrón, lo que no necesita delimitaciones, así amo, así soy, así es la existencia: sin definición, sin propósito, sin rudimentos. Pero todas estas mentes transgreden la verdad, violan lo genuino por vanas visiones, profanan la sutileza con la que te vistes ¡oh vida mía!Así que he de enamorarme, así hasta que la eternidad se termine, me enamorare así siempre, de esta forma tan irreverente e inusual, así he de amarte amada mía, así he de ver tu rostro, así he de preocuparte, sin patrones y sin reglas pseudoamorosas.No te necesito desproteg…

Poesía - Para la mujer que dio su campo

Ella tenía olas y tormentas en sus ojos.
Flores y bosques formaron su cabello.
Belleza y pérdida hicieron su estructura ósea.
Ella no tenía miedo a nada pero su mente le decía lo contrario.
No podía controlar sus emociones pues su mente jamás se apagaba.
Ella quería desaparecer de este mundo y, sin embargo, se encogía cada vez que ponía un pie afuera.
Ella es y siempre será la torre más grande en esta ciudad menguante.
Ella era miserablemente feliz, conteniblemente libre, abrumadoramente ligera.
Fue rescatada con amor y compasión cuando solo sabía sobre desesperación y tristeza.
La sacó de su locura y la puso bajo su protección.
Sembró semillas en el bosque, que se convirtieron en florecientes pétalos de esperanza en su vida.
Ella observó cómo su noche se convirtió en día.
Como su oscuridad se convirtió en luz.
Todavía deambula, de vez en cuando, a la poderosa fuerza de una cascada, pero ya no quiere ahogarse.
Todavía deambula, de vez en cuando, en la soledad de un desierto, pero ya no está varada…

Poesía - Mojada

Quiero respirar sobre tu boca,
y no me importa si la multitud nos mira.
Soy un meteorito
y colisiono sobre vos;
quiero cabalgarte,
sin desnudarnos,
al frente de todos;
que se indigne y sorprenda la masa,
que sepan
que yo no me oculto en el amor,
lo sudo y rebalso.
No me dan asco ni vergüenza mis secreciones,
porque chorreo sentimientos, sensaciones y verdad.

Con amor y locura
Becca

---

Encuentra este poema en nuestra revista por medio de las siguientes ligas:
Issuu: https://bit.ly/2VWdQFS Google books: https://bit.ly/2QRg2uk
También se puede apoyar a la revista comprando las versiones disponibles en Amazon:
Amazon eBook: https://amzn.to/2szdGa4 Amazon físico: https://amzn.to/2MfJauM